Isaac: El Huerfano de Padre

Isaac no es el más fuerte de los patriarcas. Palidece ante Abrahan y Jacob. Podemos imaginar la profunda herida que en él produjo la oculta agresividad de su padre. que casi le lleva a la muerte. La relación entre Abrahán y Isaac quedó enturbiada por aquel inteno de sacrificio. Isaac se vió demasiado afectado para poder mantenerse después sobre sus propios pies. Se limitará a llevar una vida pasiva y sin fuerza. Los padres de la Iglasia pasaron por alto este aspecto y se dedicaron más bien a idealizar a Isaac. El habría estado de acuerdo con su sacrificio y sería modelo para Jesús, al que el Padre sacrificó por nosotros. Pero la Biblia no conoce esta idealización. En ela se nos presenta a Isaac como a un hombre que no sabe muy bien cuál es su verdadera identidad. Es un hombre profundamente marcado por su orfandad paterna. No experimentó nunca el apoyo  que necesitaba para construir una clara y robusta identidad. Los hombres que, en su niñez, han tenido que vivir traumáticas experiencias de abandono, se amparan después normalmente en normas estrictas. Se hacen conservadores, se refugian en principios nítidos para compensar su miedo ante el abandono. Pero así se marginan de todo y se incapacitan para una auténtica relación.      

                                                                     

Anselm Grün

Esta entrada fue publicada en citas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s