José (el mago)

Típico hijo de papá. Esto despierta la invidia e incluso el odio de los hermanos… José se siente un poco especial. Hace a sus hermanos agresivos por que en lugar de amoldarse a ellos, confía en sus propios sueños. El tiene todavía otra fuente, de la que puede vivir: el mundo inconsciente, el mundo de la inspiración interior. Es el mundo del mago… José es la imagen de un hombre que no se limita a disfrutar de sus logros profesionales, sino que sabe escuchar sus sueños y que manifiesta sus sentimientos. No se identifica con su papel de señor, sino que desciende de su trono y se hace hermano entre los hermanos.

A esta sabiduría ha llegado José pasando por el abandono, la impotencia, la soledad y la oscuridad.Todo hombre ha de afrontar peligros, ha de abandonar su propia persona y sus propios planes, cuando se encuentra en situaciones sin salida, para ponerse solamente en las manos de Dios. No es él quien tiene la clave del exito. Ha de abandonarse por completo a las manos de Dios. Ellas le garantizan que su vida tendrá éxito, aún cuando se repitan las situaciones que hacen esperar más el fracaso que la victoria.

Esta entrada fue publicada en citas, Reflexiones y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s