Los Redentoristas en el Perú.

I.                    Primeros ensayos. 1877-1884

La fundación de la congregación de los Redentoristas en el Perú es una verdadera Epopeya.

Las marchas y contramarchas de los Superiores Mayores: tan pronto se da un rotundo NO a cualquier fundación en el Perú, como de pronto se considera que esa nación el Perú si les sirve.

Chancay: primer intento de fundación: Septiembre 1877 a abril 1878. Las crónicas de la Comunidad refieren que la “casi indiferencia del pueblo de Lima” y la disposición poco favorable del Arzobispo de Lima mueven a los superiores a dejar Chancay. Es el fin lastimoso de este primer intento para implantar nuestra Congregación en el Perú. La hora de Dios no había llegado.

La guerra del Pacífico: 1879-1883 impide continuar los intentos de fundación, Chile declara la guerra a Bolivia y Perú entra a tallar como aliado de Bolivia; cuatro años y medio de guerra dejaron al Perú arruinado y mutilado con las pérdidas de  Tarapacá y Arica. Jamás un país pagó un cupo de guerra tan elevado como le tocó pagar al Perú, además de los saqueos y destrucción que causaron las hordas del país del sur.

Durante la guerra, escribe el P. Didier, parece imposible fundar en el país de los Incas.

Arequipa: Febrero de 1882- Noviembre de 1883.

En plena guerra los Superiores ordenan al P. Didier hacer un ensayo en Arequipa: segundo ensayo. Justamente en plena guerra, en el área de la lucha… Desplazarse constituye un verdadero riesgo. Desde su llegada a Arequipa hasta agosto de 1883 los padres Grisar y Mergés se entregan de lleno a dar misiones en la cuidad y alrededores, con el método de la Misión Redentorista.

El P. Grisar escribe: “Los trabajos apostólicos entusiasmaron al obispo quien decía respaldar a los misioneros. En este pobre país los redentoristas, serán las joyas del Corazón de Jesús en este país… Los redentoristas, los apóstoles, los guías, los salvadores de almas…

No contando luego con el apoyo del Obispo, el Visitador P. George determina el abandono de Arequipa.

Chancay-Arequipa. Dos intentos, dos aparentes fracasos, dos pasos que los llevaron a Lima. Los redentoristas continúan la búsqueda de su arribo definitivo en el Perú.

Esta entrada fue publicada en Historia y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s